Alicia Vela: la impresión como proceso y algunas notas sobre ¿Qué es un autor?

Texto de la profesora, investigadora y artista Alicia Vela,  “La impresión como proceso. Una mirada desde la enseñanza del arte.”, con algunos apuntes sobre la edición ¿Qué es un autor?.

«Desde aquí y para este monográfico dedicado al libro de artista narraremos la experiencia compartida como investigadores de la Facultad de Bellas Artes de Barcelona a través de una selección de proyectos. En ellos podremos apreciar una parte significativa de algunas producciones artísticas vinculadas a la impresión como proceso: libro que deconstruye otro libro, carpetas dentro de carpeta cuyo contenido inventa proposiciones metodológicas imitando a la ciencia, carteles y publicación como desarrollo colectivo de proyectos dentro del espacio de una galería, libro de artista a partir de una experiencia internacional colectiva.

Dichos proyectos nacen lejos de las técnicas del grabado e impresión tradicionales, lejos, de esos primeros tacos de madera que con su poder multiplicador y democrático dieron origen a la imprenta y a su principal motor: el libro. Pero esa lejanía no los hace mejores ni peores, nacen diferentes, gozando de un lenguaje específico que los distingue por su proceso desmaterializado, numérico y binario. Uno de los aspectos mas enriquecedores que desde el ámbito universitario hemos potenciado a lo largo de estos años, ha sido, el de analizar e investigar dichos lenguajes implicándonos en proyectos de investigación I+D+I, que han posibilitado la formación de investigadores y la creación de un laboratorio digital –IMARTE- cuyo enunciado engloba las siglas de Impresión, Arte y Tecnología1. El paradigma abierto de las tecnologías digitales nos ha posibilitado establecer parámetros para una investigación más amplia, aquella que hace del dispositivo artístico una articulación colectiva, un territorio experimental para la producción de subjetividades. Todo ello nos aproxima al ensayo de proyectos que en sus múltiples dimensiones, formatos y contextos determinan una indagación constante y un horizonte lleno de posibilidades.

Rodeados de imágenes impresas ellas han sido la base conceptual para construir un espacio de reflexión que ha hecho que los discursos se muevan, planteando retos continuos entre los modelos tradicionales de originalidad y autoría. Para analizar estos conceptos en los seminarios del segundo año del Master Producciones Artísticas e Investigación, de la línea: Arte y Tecnología de la Imagen, en el curso 2009/2010, propusimos junto con Eloi Puig, una serie de lecturas basadas en los primeros textos que han sido fuentes de influencia para artistas y pensadores, desde W. Benjamin “El autor como productor”, R. Barthes “La muerte del autor” y M. Foucault ¿Qué es un autor?, contrastándolos con otros textos contemporáneos que establecen diferencias sobre el análisis y la relación conflictiva de la producción artística, en relación a los derechos de autor y de la propiedad intelectual, planteando un marco de debate y una reflexión sobre ello. Uno de los proyectos que vamos a comentar seguidamente surge de estas reflexiones.

1 “¿Qué es un autor?”.

El proyecto de Libro de artista de Vanesa Varela ya no es un libro de M. Foucault es un libro de V. Varela, un libro cuyo texto ha desaparecido. Desaparecido el autor nace la autora. Ha leído entre líneas el pensamiento de Foucault cuando nos dice que la marca del autor está sólo en la singularidad de su ausencia y ese gesto de apropiación del libro por parte de Vanesa refleja la marca del autor. Ya no podemos leer entre líneas su pensamiento, aunque mantiene intacto el diseño y enunciado de la portada y contraportada, rescatando también el índice y los créditos, el contenido está ausente. El “yo” de Foucault se ha diluido en todos los “yoes” que han compartido su lectura, en las marcas, subrayados, anotaciones, en acciones solitarias y anónimas que han dejado sus huellas ¿Qué es un autor? es ahora una partitura de ausencias. Hay otra particularidad singular, el nombre de Vanesa Varela no aparece por ninguna parte, con ello nos introduce de lleno en uno de los temas presentes en algunas obras de arte contemporáneo el fake o engaño donde se nos plantea esta otra cuestión ¿quién es el autor? La única línea escrita por la artista está en los créditos nombrando así esta nueva edición: Edición actual: alicia.g, 2010.

Algunos de los proyectos de Vanesa nos introducen de lleno en su interés por el anonimato, por lo precario, por las acciones solitarias en espacios públicos descontextualizando señalizaciones y contextualizándolas de nuevo en otros lugares de paso, lugares solitarios donde deja su huella para rescatarla como documento. Ella se introduce en los márgenes para crear desplazamientos, significando lo invisible para hacerlo visible. Es importante dar visibilidad a obras que gozan de nuestro interés tanto por su aspecto crítico como por la coherencia de sus contenidos y en este sentido comentaremos también el siguiente proyecto.

2 “Proposiciones”.

Cuando Luz Broto tenía que presentar su tesina o trabajo de investigación de sus estudios de doctorado DEA (2005-2007), no lo hizo al uso, nos presentó una rara publicación fuera de los márgenes de lo académico pero guardando similitudes formales con ello, es decir, la capeta o portafolio. Siete carpetas grises y una blanca introducidas en otra carpeta gris, una etiqueta blanca enunciaba el contenido de las mismas. Luz como artista, sabe muy bien que su investigación está en sus proyectos y que estos se nutren del pensamiento de otros, para ello inventa una presentación que a modo de proposiciones metodológicas e imitando la manera científica, nos introduce en la descripción rigurosa de los contenidos de dichos proyectos ordenándolos cronológicamente. Pero la última carpeta blanca, que no lleva etiqueta blanca, es el apéndice, lo que ella llama relación de las proposiciones anteriores con la bibliografía tratada. Es significativo que ésta se distinga de las otras y sea la última, es decir, el anexo, aquello que nos amplia información sobre la obra, un posicionamiento lúcido que prioriza los 7 proyectos como núcleo importante de su investigación artística. Pero lejos de ser un apéndice anodino es un posicionamiento crítico sobre un ejercicio de investigación desde la praxis del arte y esa búsqueda para inventarse otras metodologías -en su caso la científica- y ordenar sus trabajos hacía una reflexión que amplíe su conocimiento, es lo que nos incita a nombrarlo. Casi sin saberlo su propuesta establece una dialéctica con las contradicciones que se mecen en lo que debería ser una investigación de tesis en el campo que nos ocupa. G. Deleuze2 tiene una respuesta a partir de una cuestión contradictoria …hay también nociones fundamentalmente inexactas, que no obstante son perfectamente rigurosas, nociones de las que los científicos no pueden prescindir y que pertenecen al mismo tiempo a los científicos, a los filósofos y a los artistas.

Si las carpetas se cierran nadie conoce su contenido, ellas le abren las puertas para buscar otro dispositivo que le permita mostrar el estado puro de sus proyectos, la ventana transparente a la que accede todo el mundo, su web3 y desde ahí nos regala la visualización de sus diarios de proceso, sus resultados y sus informes, un método tan transparente como la pantalla, una publicación que podemos consultar constantemente y que guarda el rigor de las carpetas en su estructura de imitación a la ciencia, sus ensayos.

Adoptar una metodología. Inventar proposiciones y meter en carpetas sus consecuencias, es como le gusta nombrar a Luz este ejercicio de ordenación, que para ella no es una obra, sino algo que le permitió marcar un punto de inflexión en su trabajo. Pero si la web no guarda secretos, las carpetas cuando se cierran nadie puede ver su contenido, solo las/os que han podido tenerlas en sus manos descubren los secretos que encierran, un póster, unas postales, unas piezas que nacen por la necesidad de entender lo que ocurre y poder acercar el proceso a los demás. La pieza llamada Site-print es según sus palabras …un guión de trabajo en forma de póster, para ser ofrecido al público. Site es el lugar y print la huella; una huella del lugar, de marzo a mayo de 2006.»

Alicia Vela

Deja un comentario